Acompañamiento Pedagógico Bon voyage
Bon voyage

El cine


¿Cómo se cuentan las historias en el cine?

El cine nació en 1895, cuando los hermanos Lumière organizaron la primera proyección pública de películas en París. El cine permitió, por primera vez, registrar y proyectar imágenes en movimiento. Es un arte cercano a la fotografía, pues una película está compuesta por imágenes que al ser proyectadas a cierta velocidad, producen la ilusión de movimiento (ver la sección Animación en el Acompañamiento pedagógico sobre la Narrativa 1). También es un arte cercano al teatro y a la literatura pues recurre a actores para contar historias. Además, utiliza el sonido (música, voces y ruidos) para construir la narración. Así pues, el lenguaje del cine se enriquece de muchas otras artes y ofrece una experiencia muy completa, que estimula el intelecto y los sentidos.

El espacio tradicional de las películas es la sala oscura, la sala de cine. Este espacio permite una mayor inmersión y una desconexión con el mundo real. Las películas invitan a que abandonemos nuestro espacio habitual y penetremos en la vida y los sentimientos de los personajes. La mayoría de las películas son largas, duran entre una hora y treinta y dos horas. Esto permite construir una narración muy rica en la que se desarrollan en profundidad múltiples aspectos de la historia. Detrás de cada película hay años de un trabajo de un grupo de creadores de diversas áreas: directores, actores, guionistas, técnicos, investigadores, etc. Las películas son obras densas que pueden ser interpretadas de múltiples maneras.

A lo largo de la historia del cine, se han conformado diferentes géneros. Cada uno narra un tipo de historia: de terror, de guerra, de amor, de suspenso, etc. Los géneros han ido estableciendo códigos que hoy en día nos parecen naturales. Las comedias, por ejemplo, tienden a terminar siempre bien, las películas de suspenso utilizan un tipo de música particular, las películas de terror son por lo general oscuras, los documentales usan con frecuencia la voz de un narrador, etc. Sin embargo, estas normas no son estáticas. Hay películas que pertenecen a varios géneros y otras que son inclasificables. Otras más utilizan los códigos de un género para luego desviarlo y utilizarlo en un sentido muy diferente al que normalmente se le da. Es el caso, por ejemplo, de Niños en la narcozona, que estudiaremos más adelante (ver Narrativa 1). Esta película aparenta ser un reportaje periodístico neutro, cuando es en realidad una obra de denuncia muy personal.

Explora más a fondo los géneros cinematográficos a través de las siguientes actividades.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

La televisión


¿Cuáles son las particularidades de la televisión?

La televisión nació a finales de los años veinte, pero no se popularizó realmente sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial, entre los años cuarenta y cincuenta. Se inauguró en Colombia en 1954 y rápidamente se convirtió en un medio de comunicación muy importante. La televisión ofreció un nuevo espacio para difundir contenidos audiovisuales. Fuera de la sala de cine, los contenidos se diversificaron. Ya no solo se hacían películas y noticieros (antes de la llegada de la televisión en el cine se proyectaban noticias), sino que aparecieron telenovelas, publicidades, concursos, programas educativos, de variedades, de entrevistas, etc. La televisión introdujo los contenidos audiovisuales en la cotidianidad de las personas y rápidamente adquirió una influencia social, cultural y económica importante.

Una de las funciones principales de la televisión es divertir. A diferencia del cine, los contenidos de televisión deben producirse a mayor velocidad y a menores costos. Por lo general, el contenido televisivo tiene una vida muy corta: es transmitido una sola vez y luego desaparece. Es por esto que muchas veces los programas son de baja calidad. Con frecuencia, se convierten en vehículos de prejuicios y de estereotipos, y son criticados porque no parecen contribuir a una mejoría social. Además, con la importancia que han cobrado los espacios publicitarios en la televisión, vender se ha convertido en otro de los objetivos de la televisión, por lo menos en los canales privados. La televisión es un negocio, no un espacio neutro de expresión y de comunicación. Los noticieros, por ejemplo, encargados de informar a los ciudadanos, no pueden ser imparciales pues hay muchos intereses de por medio. Con frecuencia, el deseo de mantener el interés del público pasa por encima del deber de informar: las noticias se convierten en un espectáculo.

Sin embargo, cuando la televisión nació, e incluso hoy en día desde la perspectiva de los canales públicos, este medio de comunicación tenía una vocación muy diferente. La televisión no debe solo divertir sino también informar y educar. Mal que bien, la televisión ha cumplido y sigue cumpliendo con estos tres roles. En la televisión colombiana ha habido programas educativos e informativos muy importantes, que han contribuido en gran medida al desarrollo del país. Yuruparí, por ejemplo, fue un programa documental que registró varias muestras de la cultura popular colombiana. Contribuyó en gran medida a que los colombianos conocieran mejor su país y se sintieran orgullosos de su cultura. Hoy en día, sigue siendo un testimonio muy valioso sobre nuestra identidad. La programación de películas de Señal Colombia en su franja 365 películas que debes ver antes de dormir es una ventana al mundo de inmenso valor.

La televisión tiene mucho que ofrecernos. Ser conscientes de sus fortalezas y sus debilidades es una manera de convertirnos en mejores espectadores. Profundiza en estos aspectos a través de las siguientes actividades.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Los nuevos formatos


¿Cómo se cuentan las historias en nuevos formatos?

En los últimos años, muchos cambios tecnológicos han multiplicado los medios para crear contenidos y las plataformas para compartirlos. En los años noventa, las cámaras de video digitales se empezaron a producir de manera masiva y hoy en día son muy populares, pues están integradas a los computadores y los celulares. La producción de imágenes está hoy en día al alcance de todos. Todos nos hemos convertido en cineastas empíricos y tenemos una relación inmediata con la imagen. Muchos contenidos son producidos hoy en día por personas aficionadas: los videoblogs, las notas de periodismo ciudadano (ver el Acompañamiento pedagógico sobre Juegos y educación), videos varios de Youtube, etc. Este tipo de contenidos son mucho más cortos que los contenidos habituales. Duran tan solo unos cuantos minutos pero resultan muy atractivos porque son percibidos como auténticos y personales.

Las consolas de juegos también han ido ganando terreno en los últimos decenios. Hoy en día, los juegos son un negocio muy próspero en internet. Los juegos siguen una lógica y una estética particulares que han ido permeando otros contenidos digitales. Khan Academy, por ejemplo, es una página educativa. Sin embargo, por cada avance que hace el estudiante, ofrece medallas y recompensas (ver enlace) que están directamente inspiradas de las de los juegos. De forma general, el éxito de los juegos ha puesto en evidencia el potencial de atracción que tienen los contenidos interactivos (ver la sección Interactividad en el Acompañamiento pedagógico sobre Medios y redes), cada vez más numerosos en internet.

Por último, todos estos nuevos formatos han atraído mucho a los creadores audiovisuales experimentales. El video se ha convertido en un soporte muy utilizado por los artistas, que cuando se especializan en este soporte, toman el nombre de videoartistas. Uno de los más conocidos es Jordi Colomer. Otros, atraídos por los formatos más recientes (los videos hechos con celulares, los juegos de computador, etc), han creado un nuevo tipo de arte, el arte digital. En una de sus obras, Belén Gache decide leer un poema mientras pasea a un avatar propio por el juego Second Life. En otra obra (ver enlace), Óscar Mora nos muestra un video que parece ser el de una batalla, cuando en realidad se trata de una fiesta popular. El encuadre y la calidad del video nos inducen al error.

Los nuevos formatos han modificado mucho nuestra relación con el mundo audiovisual e inspiran en gran medida a artistas que exploran estos nuevos medios de expresión. Explóralos tú también a través de las siguientes actividades.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

La comunicación en internet


¿Cómo ha modificado internet nuestra manera de comunicarnos?

Uno de los avances tecnológicos que más ha modificado nuestra manera de comunicarnos y la relación que tenemos con la información es sin duda internet. Los nuevos formatos permiten crear nuevos tipos de contenido, pero es internet el que permite compartirlos y ponerlos al alcance de un amplio público.

Muchos contenidos son producidos exclusivamente para internet. Los blogs, los juegos de computador, las series web, ciertos tipos de publicidad, las páginas de internet, entre otros, son contenidos que solo se encuentran en la red. Internet en cambio reúne muchos contenidos que están en soportes tradicionales, como el cine, la televisión o la radio. Esta red pone entonces muchísima información a nuestro alcance. Tenemos acceso a contenidos de todas partes y tenemos la impresión de estar conectados con el mundo entero. El acceso que tenemos a la información parece ser muy sencillo e inmediato.

Sin embargo, esa aparente sencillez y aquella sensación de inmediatez parece tener algunos efectos negativos. Con frecuencia, pensamos que en internet están todas las respuestas a nuestras preguntas. Suponemos que lo que no está en la red, no existe. Sin embargo, las desigualdades del mundo real se encuentran también en internet. La siguiente campaña de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) lo ilustra de una manera interesante:



En esta publicidad, el texto corresponde a una búsqueda que se hace en el computador: "Las mujeres no deberían". El buscador, de manera automática, completa nuestro texto con las expresiones más buscadas: "Las mujeres no deberían tener derechos, votar, trabajar o boxear". Esta publicidad nos hace caer en cuenta de que por más de que los medios se modernicen, los prejuicios de nuestra sociedad permanecen. La necesidad de inmediatez que hemos desarrollado a través de internet también puede resultar nociva en la medida en que no nos tomamos el tiempo de digerir la información que nos llega. Nos cuesta adoptar una actitud crítica ante lo que vemos y leemos, aun cuando es absolutamente necesaria para separar lo bueno de lo malo, lo correcto de lo incorrecto. Por último, internet nos ha acostumbrado a publicar información relativa a nuestra vida personal. Esta pérdida de privacidad, puede resultar peligrosa y limitar nuestras libertades, como veremos más adelante la sección Responsabilidad digital en el Acompañamiento pedagógico sobre Medio y redes).

Profundiza en lo que has aprendido sobre la comunicación en internet con los siguientes ejercicios.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS