Acompañamiento Pedagógico Dulce
Dulce

La pintura


¿De dónde surge el lenguaje de las imágenes?

Desde muy temprano, los hombres empezaron a fabricar imágenes. Al comienzo, pintaron sobre roca y existen ejemplos muy antiguos de pintura rupestre. La cueva de Chauvet, en Francia, por ejemplo, contiene pinturas de alrededor de 30.000 años. La escritura, en comparación, es un medio de expresión joven, pues no tiene más que 4.000 años. Representar el mundo y plasmar su mirada particular a través de las imágenes parece haber sido una necesidad muy antigua para los hombres.

A lo largo de la historia (y de la prehistoria) las artes gráficas se han diversificando y han permitido de este modo representar el mundo de muchas maneras. El cine, nacido en 1895, es un arte joven. Sin embargo, utiliza el lenguaje múltiple y antiguo de las imágenes. Así pues, no empezó desde cero sino que heredó la experiencia de la pintura que ya había abordado de muchas maneras los problemas relacionados con la representación. El movimiento, la perspectiva, la luz y el color habían sido ya el objeto de múltiples reflexiones y experimentos por parte de los artistas plásticos.

El cuadro, el campo, el fuera de campo, la luz, el color y el punto de vista, elementos que estudiamos al comienzo de este acompañamiento, son aspectos fundamentales que comparten el cine, la fotografía y la pintura. Pintores como El Caravaggio o Rembrandt enriquecieron, por ejemplo, el trabajo de la luz siglos antes de que se hiciera la primera película. Sin embargo su obra sigue viva no solo en sus propias pinturas sino en las películas de autores que se han inspirado de sus cuadros. El director norteamericano Martín Scorsese, por ejemplo, ha reconocido la influencia del Caravaggio en películas como Mean Streets.


Escena de Mean Streets de Scorsese (1973)


La vocación de San Mateo, de El Caravaggio (1601)

Otro pintor que ha tenido gran influencia en otros artistas es Diego Velásquez. La siguiente es una de sus obras más famosas. Se conoce como Las meninas y fue pintado en 1656.



Obsérvala con atención y sigue descubriendo la pintura y su lenguaje a través de las siguientes actividades.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

La perspectiva


¿Cómo representar la profundidad en una imagen?

Uno de los problemas principales que surge a la hora de crear imágenes es que debemos representar en una superficie plana (de dos dimensiones) un mundo que tiene relieve (de tres dimensiones). Las pantallas de cine o de televisión, los lienzos en los que pintamos y el papel en el que dibujamos son planos. La representación que hacemos de las cosas debe entonces dar la ilusión de profundidad para que sea una representación fiel de la realidad. La perspectiva es una de las técnicas que permite hacerlo. A través de ella, se crea la ilusión de volumen. Al ver la última escena de Dulce (en la imagen de la derecha), la perspectiva es lo que nos permite tener la impresión de que la imagen tiene profundidad aunque en realidad es totalmente plana.

Antes que los fotógrafos y los cineastas, los pintores enfrentaron el problema de representar en dos dimensiones un mundo tridimensional. En lo que concierne la pintura europea, las leyes de la perspectiva fueron estudiadas en detalle y aplicadas de manera sistemática a partir del Renacimiento (S.XV). En efecto, la perspectiva se obtiene a partir de la aplicación de una serie de reglas físicas y geométricas. Si te interesa conocer algunas de ellas, puedes hacerlo en el siguiente (enlace). Antes del Renacimiento, la mayoría de las representaciones pictóricas se hicieron en dos dimensiones. El arte egipcio, por ejemplo, representa el mundo de este modo: ninguna figura parece tener profundidad. Lo mismo sucede en las pinturas griegas antiguas y en un gran número de pinturas medievales.

Para entender mejor cómo funciona la perspectiva, realiza las siguientes actividades.


Detalle de un ánfora griega del siglo VI A.C.

A partir del S.XV, un grupo de pintores italianos, que además de ser artistas también eran científicos, se interesó cada vez más por estudiar la perspectiva. Artistas como Massacio o Piero della Francesca son algunos de los exponentes más importantes de este movimiento y sus pinturas tuvieron una inmensa influencia en el arte occidental.


La ciudad ideal, pintura de un artista desconocido (1480-1490)


La flagelación de Cristo, Piero della Francesca (1444-1469)

Hasta el siglo XX, pintar aplicando las leyes de la perspectiva se volvió la norma. En el siglo pasado, los sistemas de representación se diversificaron y algunos artistas, como Andy Warhol o Pablo Picasso, volvieron a crear representaciones sin perspectiva, en dos dimensiones. Sin embargo, muchos otros siguieron utilizando la perspectiva en sus pinturas y la influencia de los pintores del Renacimiento Italiano en nuestra manera de pensar y representar el mundo es indiscutible.


Madame Z, pintura de Pablo Picasso (1954)

Para entender mejor cómo funciona la perspectiva, realiza las siguientes actividades.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Del blanco y negro al color


La fotografía fue inventada en 1826 por Nicéphore Niépce. En 1826, este inventor logró capturar por primera vez una imagen de la realidad. Esta es la primera foto de la historia:


Vista desde la ventana en Le Gras, Nicéphore Niépce (1826)

Al principio, solo era posible obtener fotografías en blanco y negro. Sin embargo, ya en 1869 existían técnicas rudimentarias que permitían producir imágenes a color. Aun así, no fue sino hasta 1903 que estas técnicas estuvieron al alcance de un público más amplio cuando los hermanos Lumière las perfeccionaron con la invención del Autocromo (foto de la derecha).

Esta técnica era más sencilla de usar que las anteriores pero seguía siendo muy costosa. Algunos personajes adinerados y apasionados por la fotografía como Albert Kahn lograron constituir impresionantes colecciones de imágenes a color como se muestra en el siguiente enlace. Sin embargo, para la mayoría de la gente, las fotos a color estaban fuera de su alcance. Se acostumbraba entonces, en algunos casos, a colorearlas a mano.


Las señoras Carandini, fotografía atribuida a Charles Hewitt (1875)

La fotografía a color no se hizo realmente popular sino hasta después de los años cincuenta, cuando se volvió más económica. Sin embargo, no se impuso por completo sino hasta los años setenta. Es por esto que asociamos las fotografías en blanco y negro con fotografías antiguas y el color con fotografías más recientes. El cine siguió un camino parecido: las películas a color se empezaron a producir masivamente a partir de los años treinta con el nacimiento de la técnica Technicolor pero tardaron varios años en imponerse de manera definitiva.

Es importante resaltar que, con la llegada del color, el blanco y negro no desapareció. Hoy en día es utilizado por fotógrafos y cineastas para generar un efecto particular en los espectadores: crear atmósferas singulares, producir fotografías más estéticas, darle un aspecto antiguo a la imagen, etc.

Las siguientes actividades te permitirán experimentar directamente el efecto que tiene el blanco y negro en el espectador.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Fotografiía y realidad


¿Es la fotografía un testimonio de la realidad?

Hasta la llegada de las máquinas digitales, la fotografía parecía tener un lazo más fuerte con la realidad que la pintura. En efecto, solo era posible tomar una foto de lo que existía, mientras que  se podía pintar algo imaginario. Por supuesto, se podía mentir sobre lo que se decía de la imagen, pero en principio no era posible obtener una imagen fotográfica sin que hubiese en ella algo real. Yo puedo disfrazar a un niño, tomar una foto y decir que es un extraterrestre. Estaría mintiendo, pero es un hecho que el niño en algún momento se vio como lo muestra la imagen y estuvo enfrente de la cámara. Lo que vemos existió, aunque no sea lo que nos dicen que es. 

Esta idea, sin embargo, es solo parcialmente cierta. Una fotografía siempre ha podido ser manipulada. Antes de la era digital, por ejemplo, era posible hacer montajes y mostrar que una persona estuvo en un lugar en donde nunca estuvo. Con la llegada de la fotografía digital, esto se hizo mucho más sencillo y es posible modificar una fotografía por computador sin mayor dificultad. Ya en 1902, por ejemplo, Georges Meliès filmó una película sobre unos científicos que visitaban la luna. Para crear la ilusión de este viaje, utilizó procedimientos artesanales, disfraces y decoraciones hechas a mano. Poco más de un siglo después, el mexicano Alfonso Cuarón utiliza técnicas digitales para recrear un viaje al espacio en su película Gravity.


Escena de Un viaje a la luna, de Georges Méliès (1902)


Escena de Gravity, de Alfonso Cuarón (2013)

La expresión misma tomar una foto refleja la idea de que la fotografía nos muestra algo real. Entre la realidad y la representación, el fotógrafo media menos que el pintor. Nadie negaría que la pintura es subjetiva pues un cuadro jamás podría ser hecho del mismo modo por dos personas diferentes. En cambio, cuando se toma una foto, no es directamente el fotógrafo quien fabrica la imagen. Hay una mediación: es la cámara fotográfica la que lo hace y en principio no importa quién presiona el obturador. Se piensa que la fotografía captura una parte de la realidad.

A pesar de la manipulación, la fotografía juega un papel importante como testimonio de lo real y participa en la construcción de la memoria colectiva. Algunas fotografías han tenido un rol histórico importante. En 1972, por ejemplo, la imagen de una niña quemada por napalm en Vietnam (foto a la derecha) le dio la vuelta al mundo y aceleró la retirada de Estados Unidos de ese país. Otro ejemplo del poder de las imágenes nos lo ofrece la Segunda Guerra Mundial. Los nazis eran muy conscientes de la importancia de las imágenes y fueron muy cuidadosos con los registros fotográficos que se hacían de los campos de concentración. Existen en el mundo tan solo cuatro fotografías del exterminio en las cámaras de gas. Impedir que se hiciera registro fotográfico de estos lugares era para los nazis una forma de hacerlos desaparecer de la historia.

Porque las fotografías nos cuentan parte de nuestra historia, te invitamos a trabajar sobre las fotografías de tu propia familia en las actividades que proponemos a continuación.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS