Acompañamiento Pedagógico Dulce
Dulce

El cuadro


¿Qué vemos en la imagen?

El cuadro es aquello que se ve dentro de los límites de la imagen. Corresponde entonces a lo que se observa realmente. En la primera imagen del cortometraje experimental Ventanas, por ejemplo, el cuadro está compuesto por unos pisos de un edificio con muchas ventanas, unas iluminadas, otras con la luz apagada, y en una de ellas se alcanza a ver una televisión encendida.

La selección del cuadro o encuadre es una primera decisión importante que debe tomar aquel que toma una foto o hace una pintura. En efecto, en ese momento selecciona exactamente lo que hará parte de su imagen. Elige qué mostrar y qué no mostrar. Todos los elementos que hacen parte de su selección son importantes. Aun los objetos que aparecen detrás de los personajes y sobre los que uno no porta mayor atención nos están diciendo algo. La imagen en su conjunto refleja la mirada única de aquel que la produjo. Por eso, al tomar una foto es importante pensar cuáles son los límites de la imagen que estoy produciendo y seleccionar con cuidado lo que dejo o lo que elimino. Realiza a continuación las actividades uno y dos para experimentar con los límites del cuadro.

El cuadro está relacionado con la noción de tipo de plano. En fotografía, el plano corresponde a la imagen que produzco según la distancia que establezco con el objeto que quiero representar. Así pues, puedo utilizar diferentes tipos de plano cuando tomo la foto de una persona. Utilizaré el primer plano si solo muestro su rostro, por ejemplo. El espectador podrá ver el detalle de sus rasgos mas no podrá ver muy bien el entorno en donde se encuentra, como en la foto del fotografo Hernán Díaz que se muestra a la derecha.

Utilizaré un plano medio si muestro la mitad de su cuerpo. En ese caso, no se podrá apreciar el rostro con tanto detalle pero se verá su ropa y una parte más amplia del lugar donde se encuentra:


Foto de Atong Atem

Utilizaré en cambio un plano general si muestro a la persona de cuerpo entero. En ese caso, habrá seguramente más elementos que aparecerán en la imagen. Se verá el fondo y el lugar en el que se encuentran los personajes:


Foto de Nereo López

Al principio de la película Ventanas, por ejemplo, se alternan diferentes tipos de plano. Los primeros muestran desde una cierta distancia las ventanas de distintos edificios. Son planos cercanos y otros más amplios. El espectador tiene una perspectiva general de una gran ciudad donde hay muchos edificios y de la vida cotidiana durante la noche. De manera progresiva, se puede apreciar todo un conjunto de momentos de privacidad y se entiende que el punto de vista nos pone en el rol de alguien que vigila o que espia a la gente detrás de las ventanas.

La distancia que establezco con la persona o el objeto que quiero representar es una segunda decisión importante cuando quiero producir una imagen. Para poner en práctica lo que aprendiste sobre los tipos de plano, haz ahora las actividades tres y cuatro.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Campo y fuera de campo


¿Qué vemos fuera de imagen?

Las imágenes se diferencian de la realidad a dos niveles. Por un lado, tienen solo dos dimensiones: son planas y no tienen relieve. Por otro, presentan solo un fragmento de la realidad: están delimitadas por el cuadro, que estudiamos en detalle en el apartado anterior. Sin embargo, cuando vemos una imagen, nuestro cerebro es capaz de completar la información que falta. Somos capaces de imaginar el universo que nos sugiere esa imagen y de percibirlo como si fuera real.

El campo y el fuera de campo son dos nociones que tienen que ver con la historia que nos narra la imagen. El campo corresponde a lo que vemos y el fuera de campo es aquello que no vemos pero que suponemos que está fuera de la imagen. Construimos con nuestra imaginación lo que está fuera de campo a partir de lo que vemos en el campo. Ambas nociones nos remiten a un universo imaginario, el los personajes, el de la ficción.

Observemos el comienzo de  Dulce. El primer plano nos muestra las imágenes de una madre afrodescendiente que le enseña a nadar a su hija. Lo que aparece en el campo es un cuerpo de agua en el que estos personajes se encuentran sumergidos casi hasta el cuello. Fuera de campo está lo que los espectadores imaginamos: que este cuerpo de agua es un richuelo tranquilo o un lago, que hay orillas, que ellas se encuentran en une zona rural, en un bosque o una zona selvática. El campo está compuesto solo por ellas y el agua. El fuera de campo está compuesto por el lugar donde se encuentran y que podemos imaginar. En ningún momento, pensamos en quienes estaban realmente presentes cuando se produjo la imagen: la cámara y el equipo de producción no están fuera de campo, pues al ver la película el espectador no imagina su presencia en la imagen que completa.

El fuera de campo es muy importante en el lenguaje de las imágenes. Toda imagen nos muestra solo un fragmento de un universo. Pero gracias al fuera de campo, ese universo cobra vida. Muchas veces, lo más importante no es lo que realmente vemos sino lo que suponemos. En la siguiente imagen, por ejemplo, basta con ver los pies de esta persona para imaginar que lleva una vida difícil:


Foto de Ken Light

Es por esto que el encuadre es fundamental: seleccionar bien lo que mostramos permite crear un universo rico fuera de campo. Ahora, realiza las actividades que aparecen a continuación pues es tu turno para capturar un universo en una imagen.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

La luz y el color


¿Cómo es aquello que observamos?

Además de saber escoger lo que se muestra en una imagen, es importante pensar en la manera como se va a representar lo que queremos. La luz y el color son dos características principales a través de las cuales se pueden crear atmósferas particulares o expresar ideas y sentimientos.

A la hora de construir la iluminación de una escena es importante pensar en lo que se quiere recrear. No es lo mismo representar una escena de día que de noche, en exteriores o en interiores, en un día de lluvia o en un día de sol. Hay que pensar en diferentes cuestiones: la dirección desde donde se va a iluminar, la intensidad de la luz y el contraste que se quiere obtener. Estas tres variables cambian en función de la atmósfera que se busca. Una persona no se verá de la misma manera si la iluminamos con una luz de neón blanca que si lo hacemos con una vela:


La actriz Tilda Swinton por el fotografo B.A. Huseby


Cuadro de Petrus van Schendel

La iluminación es tan importante que en Dulce, por ejemplo, no sólo permite descubrir una naturaleza agreste en la que los personajes se mueven con destreza, sino también ayuda a comunicar los estados interiores de la niña, especialmente frente a sus miedos.

Al igual que la luz, el color puede ser tratado de diferentes maneras. Se puede desear mostrar una paleta amplia de colores o una paleta restringida. En otras palabras, se puede recrear una escena con muchos colores diferentes o utilizar solo unos cuantos. Por ejemplo en su película Volver, el director españols Pedro Almodóvar decide utilizar una amplia variedad de colores intensos y contrastantes:


Imagen de una escena de Volver de Almodóvar

En cambio, el cineasta ruso Andrei Zviaguintsev, en el film El regreso, se inclina por una paleta de colores más limitada, que se declina en colores grises y azules:


Imagen de una escena de El regreso de A. Zviaguintsev

También se pueden mostrar los colores muy vivos (saturados) o sin que tengan mucho contraste (con poca saturación).

Tanto la luz como el color pueden ser utilizados de diferentes maneras. Pueden, por ejemplo, ser fieles a la realidad y mostrarnos el mundo tal y como lo conocemos. Pero pueden también ser utilizados de manera expresiva, para mostrar los sentimientos de un personaje, su mirada o su percepción particular. En ese caso, no veremos el mundo como estamos acostumbrados a verlo sino desde otra perspectiva. En la película Ventanas, por ejemplo, el efecto de aceleración, el cambio constante de tipo de plano, y sobretodo los diferentes tipos de luz y de color de los interiores, reflejan la tensión de un mundo digital desbordado por la saturación de pantallas.

Para comprobar la importancia que tienen la luz y el color en nuestra percepción del mundo y de las imágenes, haz las siguientes actividades. 

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Punto de vista


¿Desde dónde observamos?

Toda imagen es el resultado de una mirada singular. Para tomar una foto, por ejemplo, hay que hacerlo desde algún lugar, desde alguna perspectiva. Al mirarla, no podemos observar lo que nos muestra desde donde queramos. Estamos obligados a mirar desde la posición desde donde fue tomada. Esta perspectiva, presente en todas las imágenes, lleva el nombre de punto de vista. Las imágenes ponen al espectador en una posición particular, le muestran el mundo de cierta manera y no son nunca neutras.

En esta imagen, por ejemplo, observamos a muchas personas mirar y fotografiar algo que no vemos. No podemos saber lo que todas estas personas miran: estamos obligados a relacionarnos con lo que vemos desde el lugar que escogió el artista para tomar esta foto. Esto hace que no nos sintamos parte de la multitud, pues no podemos ver lo que a todos atrae. Estamos también ligeramente por encima de los personajes, lo que acentúa la sensación de no ser parte de la muchedumbre.


Foto del fotografo Cartier Bresson

En las películas, el punto de vista de las imágenes puede coincidir con el de algún personaje: adoptamos entonces su perspectiva y vemos lo que él está viendo. Se habla entonces de que el punto de vista de la imagen es subjetivo. 

A veces, el punto de vista no coincide con el de algún personaje en particular. Se habla entonces de un punto de vista externo, no porque no sea la mirada de alguien sino porque no corresponde a la de un personaje de la película. Es una mirada externa que nos cuenta la historia. En Dulce, por ejemplo, seguimos a los personajes en distintos momentos y desde diferentes perspectivas. Esto no quiere decir que tengamos una mirada objetiva de lo que vemos, sino que cambiamos de lugar y de tiempo para mirar el mismo sujeto u objeto.

El punto de vista está compuesto por varios elementos. Uno de los principales tiene que ver con el ángulo desde donde se toma la fotografía. Una persona o un objeto pueden ser registrados desde el mismo nivel en el que están, desde arriba o desde abajo. Si se quiere recrear el punto de vista de un niño, la mayoría de las imágenes serán tomadas desde abajo pues al ser pequeño está obligado a mirar hacia arriba con más frecuencia. Los planos obtenidos así toman el nombre de planos en contrapicado.


Foto de Martine Franck

Si en cambio se quiere recrear el punto de vista de una cámara de seguridad, todas las imágenes serán tomadas desde arriba y producirán planos en picado.


Foto de la película The Truman Show

Otros elementos pueden intervenir en la construcción de un punto de vista: la imagen puede ser borrosa si se quiere adoptar el punto de vista de un miope o redonda si se quiere recrear lo que se ve a través de un telescopio, etc. Desarrolla ahora las siguientes actividades para descubrir todas las posibilidades creativas que están a tu alcance cuando juegas con el punto de vista.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS